Cuando tu trabajo desaparece de un plumazo

Quién trabaja habitualmente con ordenadores conoce la sensación que se queda tras una jornada maratoniana de trabajo ante la pantalla en la que has dado todo lo que podías de ti mismo y, de repente, descubres que nada de lo que has hecho se ha guardado o, peor aún, ves como todo desaparece de tu vista de golpe y porrazo.
El primer impulso es tratar de recuperar la información como sea, buscando en todas las carpetas posibles y recurriendo a todos los trucos conocidos. El pánico, poco a poco se apodera de ti y, al final, debes de rendirte ante la realidad: no existe nada de lo que has estado haciendo durante todo ese día.
Si eso es de por sí frustrante imagina si el resultado es que ha desaparecido todo tu trabajo de la semana, o incluso todo lo que había en tu disco duro. No es algo imposible ya que son muchos los virus capaces de destruir toda la información acumulada en tu ordenador.
En este caso, puede suponer una pérdida económica muy importante y un gran trabajo extra no solo para volver a hacer todo lo que se ha perdido, sino para recuperar muchos de los datos que allí había, como direcciones, correos o teléfonos de clientes.
Hay una forma de evitar que esto ocurra o, al menos minimizar los daños y es realizando copias de seguridad. Cuando se tiene un solo ordenador esto se puede hacer trabajando directamente en la nube o, cada pocas horas, pasando los datos del ordenador a un disco duro externo. Pero, ¿qué ocurre en una empresa en la que hay muchos terminales?
Contratando servicios mantenimiento informática Valencia se pueden prevenir estas cosas. Las copias de seguridad irían todas a un mismo lugar y se harían de manera automática cada cierto tiempo, de modo que no dependa de si un trabajador recuerda o no hacer la copia, ya ocurre de forma automática. En caso de empresas que trabajan con información altamente sensible, pueden existir incluso varias copias de seguridad que estarán protegidas siempre con exigentes protocolos para evitar el robo de los datos.
Además de este servicio, las empresas de mantenimiento informático también pueden proporcionar otras ayudas, como las tarifas planas para arreglos informáticos, que ahorran mucho dinero a las empresas y que les permiten que sus ordenadores estén siempre en buen estado y sin virus.

Nos absorben los teléfonos

Las frases para el wasap que se utilizan en nuestros teléfonos son cada vez más ingeniosas, todo depende de la persona que utilice cada teléfono, todo depende de la personalidad de cada uno. Las personas más alegres pondrán cosas que les da alegría o buen rollo y los que son un poco más decaídos pondrán cosas un poco más lúgubres, pero hay cabida para casi cualquier frase que se te pueda llegar a ocurrir, salvo las frases que puedan ofender a alguien pero eso rara vez ocurre, por lo general la gente se comporta de una forma adecuada a la situación. Nadie va a poner nada para ofender a otros a no ser que sea una mala persona y lo haga a mala fe, pero por desgracia hay gente así en todos lados.

Las cosas que se pueden mandar por el wasap tambien son de lo más variado, por norma general son cosas que nos mantienen entretenidos o que nos hacen reír, pero no todos los videos son de risa, otros muchos pueden parecer de mal gusto , aunque ese no hubiese sido la intención de quien lo mandaba, pero nunca puedes saberlo que la persona a la que se le ha mandado vaya a tener la misma percepción que tú de la gracia del vídeo.

Uno de los pocos problemas que yo le veo al wasap es que la gente le hace más caso a la persona o personas con las que se está mensajeando que a las personas con las que se encuentra reunido, y no es poco frecuente ver para alguna mesa en una cafetería y ves como todos los integrantes de esa mesa están dedicados a sus mensajes en los teléfonos. Lo más extraño de todo es que ya lo hacen inconscientemente, parece que lo que llega al teléfono tiene prioridad sobre todo lo que suceda a su alrededor, debería de haber unas normas en los bares para regular el uso de los teléfonos, al fin y al cabo la mayor parte de lo que nos llega al teléfono son cosas de las cuales podríamos pasar y verlas en cualquier otro momento.

La lista de la compra

¿Sueles hacer una lista cuando vas a comprar? ¿Te fías solo de tu memoria o eres de los que prefiere improvisar sobre la marcha? Ten cuidado, porque si no usas una lista luego vuelves a casa y tu mujer te preguntará: ¿dónde está la mantequilla central lechera asturiana que necesito para hacer la tarta? Y no te quedará otra alternativa que volver cabizbajo al supermercado.
Tengo que admitir que yo he incorporado la lista de la compra a mi vida en fechas recientes. Hace años confiaba más en mi memoria y dejaba un espacio a la improvisación. También es cierto que las compras que realizaba antes eran más habituales pero también menos cuantiosas. Ahora voy menos, pero compro más de cada vez. Por eso necesito una lista.
¿Qué ventajas tiene llevar una lista de la compra al súper? La primera es que no tendrás que dar la vuelta para comprar la mantequilla central lechera asturiana que se te olvidó. Pero además, una lista de la compra puede tener muchos beneficios en tu alimentación y con ello en tu salud.
¿Nunca os pasado que metéis cosas en el carrito fruto de una apetencia repentina? Generalmente suelen ser productos no muy saludables… Esto no pasa si respetamos la lista de la compra. Los más ‘integristas’ de la lista recomiendan no salirse de ella bajo ningún concepto. Es la forma de no dejarse engañar por las decenas de trucos que los súper aplican para intentar que compremos productos que en realidad no necesitamos.
Una lista de la compra también sirve para organizar el menú semanal. De hecho, es la primera piedra de nuestra alimentación saludable. Hacer una lista supone también organizar lo que vamos a comer. Por eso también se recomienda ir a comprar con el estómago bien lleno. Nunca vayas al súper con hambre de lobo porque acabarán el carrito muchos productos fruto de esa ansiedad.
Y atención, tampoco nos dejemos llevar por delirios de comida saludable. A veces pasa que compramos más fruta de la que podemos comer porque ese día nos entró la vena saludable. Todo esto no sucede si nos organizamos un poco y, sobre todo, si tenemos la lista de la compra en la mano.

No pongas en juego tu salud para perder peso

Perder peso no solo es una cuestión de estética, también lo es de salud. Y lo es de doble manera. Por un lado, perder peso nos ayuda a sentirnos mejor y a corregir problemas de salud como el colesterol, los dolores articulares o los riesgos de infarto, asociados todos ellos a la obesidad y al sobrepeso.
Pero no se puede perder peso a toda costa, es necesario hacerlo mediante dietas saludables que nos garanticen que lo único que dejamos atrás es la grasa y no la salud. Pero ¿cómo saber si la dieta que hacemos es saludable? Para empezar, la mejor garantía es que haya sido dada por un nutricionista, un dietista o un médico y que sea para nosotros. La dieta que se le da a otra persona no tiene por qué ser la mejor en nuestro caso y quizás acabemos pasando hambre y maltratando el cuerpo.
Alguien que tenga un trabajo muy sedentario, que necesite perder más de quince quilos y que además sea de edad madura no necesita las mismas calorías que una persona que solo tenga que perder cinco quilos, sea joven y tenga un trabajo que requiera energía. Como sucede con los medicamentos, las dietas no son intercambiables.
Por eso mismo debemos de escapar de esas dietas que se pueden ver en las revistas, que no se sabe siquiera quién las ha elaborado y que cada semana se ofrece una diferente prometiendo ser la mejor y la que más kilos nos hará perder. Algunas personas se convierten en auténticas adictas a este tipo de dieta: una semana hacen la de la fruta, otra semana la dieta de la sopa mágica y la siguiente la dieta de las 500 calorías.
Entre una y otra intercalan varias semanas en las que comen de todo y recuperan peso una y otra vez. Finalmente, el metabolismo acaba dañado y el cuerpo deja de responder normalmente a las dietas, siendo un auténtico problema ya que perder peso puede convertirse en una odisea para estas personas, que ven como de repente ganan y ganan kilos sin que nada parezca pararlo.
Recuerda que una dieta saludable no te hará pasar hambre, te permitirá comer prácticamente de todo con moderación y hará que pierdas peso poco a poco para que tu cuerpo se pueda adaptar a los cambios y no aparezcan estrías, pieles colgantes o problemas de salud.

El aloe vera enriquece todo lo que toca

La panta del aloe vera crece muy bien en lugares secos y calurosos y desde siempre ha sido utilizada por el hombre, sobre todo para ayudarle con sus problemas de piel incluidas las quemaduras y la cicatrización de heridas.
Hoy, los productos cosméticos Aloe Vera tratan de aprovechar las propiedades medicinales de esta planta, que cada poco tiempo nos sorprende con un nuevo uso demostrado. El aloe se puede utilizar de dos maneras:
-Consumido de forma directa. Puede ser mediante el uso tópico, frotando la piel a tratar con el jugo que se saca al tronzar una hoja de aloe. En este caso hay que tener cuidado ya que no todas las pieles lo toleran bien y en caso de que haya herida no se recomienda su uso hasta que no se cierre y deje de sangrar.
También puede ser ingerido. El gel de aloe vera es muy bueno para todo el sistema digestivo y es un gran reconstituyente, pero hay que tener cuidado ya que si no se saca de forma correcta puede resultar tóxico.
Muchas personas, atraídas por las propiedades del aloe, deciden comprar la planta para tener en casa y poder disponer libremente de ella, pero lo cierto es que si no se tienen conocimientos sobre su uso al final se puede hacer más mal que bien.
Es preferible optar por la segunda opción que vamos a ver ahora, donde el aloe está totalmente controlado.
-Añadido en cremas y otros cosméticos. Según el efecto que se quiera conseguir se puede añadir a diferentes productos.
*Jabones: para ayudar a las pieles sensibles con sus irritaciones y a las grasas con el exceso de sebo.
*Champús: además de controlar la grasa y la caspa previene la caída del cabello.
*Dentífricos: ayuda a la correcta higiene de la boca, a curar las pequeñas heridas de las encías y también a eliminar la placa.
*Cremas tratantes: para el acné, para la psoriasis o para ayudar a tratar cicatrices. También para tratar las varices y las estrías de la piel, especialmente las que se producen tras el parto con los cambios de volumen.
*Cremas protectoras: ayuda a proteger la piel de los efectos del sol. Por sí mismo no crea pantalla pero hidrata mucho y protege de la agresión, lo que ayuda a que la piel no sufra. Se utiliza especialmente en la zona de labios y ojos donde la piel es más sensible.

El filósofo diseñador

Dicen que todos tenemos una habilidad especial o vocación, que lo más adecuado es centrarse en solo una cosa y tratar de ser el mejor en ella. Parece que la sociedad empuja a las personas a la especialización. En un entorno laboral cada vez más complejo, muchos trabajadores consideran que la mejor forma de asegurarse el futuro laboral es, precisamente, especializarse. Se trata de detectar nichos laborales muy específicos que tengan necesidades en un futuro a corto y medio plazo e invertir en formación continua para adecuarse a ese perfil laboral.
Todo esto es lo que dice la teoría. Pero a lo largo de mi vida me he topado con diferentes personas, generalmente fascinantes, que mostraban grandes habilidades en actividades que tenían poco que ver entre sí. Y no me voy a referir a un astrofísico que toca muy bien el piano, es decir, no hablo de personas geniales, sino de gente normal que no quiso especializarse, sino disfrutar de aquellas cosas que realmente le gustaban.
El diseño de interiores suele despertar el interés de muchas personas, pero seguro que hay pocos filósofos metidos a diseñador. Un viejo amigo de la infancia es uno de ellos. Ya en el instituto mostraba netas habilidades para la filosofía, una asignatura generalmente compleja para la mayor parte de estudiantes. Pero ya por aquella época se mostraba interesado, también, en cuestiones relacionadas con la moda y el diseño.
Recuerdo que un día lo vimos con una revista de diseño de interiores y arquitectura. Evidentemente era todo un personaje ya en el instituto. Más adelante se decidió por estudiar Filosofía en la universidad, pero nunca abandonó sus ‘otros’ intereses. Comenzó a realizar cursos y formación complementaria de diseño.
Un buen día nos invitó a ver su primera creación: había creado una silla inspirándose en un modelo famoso de principios del siglo XX. Muchos le decíamos que debía dedicarse a ello profesionalmente, pero el siempre respondía que le gustaban las dos cosas,y que no iba a abandonar ninguna. ¿El que mucho abarca poco aprieta? En su caso no: ahora es profesor de Filosofía pero sigue con sus diseños en su tiempo libre.

Una sartenes nuevas

Muchas empresas crean clubs como estrategia de fidelización de clientes. Se trata de premiar a los clientes habituales con descuentos, regalos y sorteos. El beneficios de estos clubs suele ser interesante tanto para las empresas como para los clientes, pero no todos funcionan igual de bien. Por ejemplo, yo me he apuntado últimamente al central lechera asturiana puntos y, de momento, no tengo queja. Pero no siempre ha sido así con todo los clubs a los que he pertenecido.
Recuerdo que hace años mis padres se hicieron socios de un club de una empresa de la que eran clientes desde hacía largo tiempo. Ofrecía un sistema de puntos a medida que se consumían servicios de dicha empresa. Estos puntos podían ser canjeados por regalos, además de entrar en sorteos. Mis padres eran grandes consumidores así que fueron acumulando muchos puntos.
En el catálogo había un poco de todo. Pero en casi ningún catálogo de este tipo puede falta el juego de toallas y el juego de sartenes. Como toallas teníamos muchas, mi madre aconsejó las sartenes, que nunca vienen mal. Yo fui elegido encargado para hacer los trámites y cambiar los puntos por las sartenes. Y empezaron los problemas.
Lo primero es que me costó una barbaridad que me respondieran. Por aquellos tiempos no existía el email, así que había que hacerlo por métodos más tradicionales. Por fin respondieron pero diciendo que faltaban no se qué documentos que certificasen que éramos miembros del club. Tras enviarlos, tardaron de nuevo un montón de tiempo en responder. Y cuando lo hicieron resultó que debíamos pagar los gastos de envío de las sartenes. Y eran unos gastos de envío demasiado cuantiosos, casi como pagar las dichosas sartenes… Al final, mi madre compró las sartenes nuevas en una tienda, y nosotros nos dimos de baja de dicho servicio. Y nunca más quisimos saber nada de aquella empresa.
Esta anécdota sirve de ejemplo de que cómo un club de puntos se puede volver en contra de la empresa. Pero como decía más arriba, también hay clubs que funcionan bien como central lechera asturiana puntos. En vez de regalar sartenes, hacen descuentos y, por el momento, todo va muy bien.

La resignación no es una opción

Si no estás contento con tu cuerpo no tienes por qué resignarte. Puedes cambiarlo. Es bueno aceptarse a uno mismo tal y como se es, pero esta aceptación no tiene por qué suponer dejar de esforzarse por cambiar.
Es el caso de una persona que se irrita fácilmente. Sabe que es así, lo asume y se aceptan pero sin caer en la autocomplacencia. Al contrario, precisamente porque sabe cuál es su problema trabaja para cambiarlo y moldear su carácter logrando un autocontrol.
Con el cuerpo sucede exactamente lo mismo, puedes aceptar que hay partes que no son perfectas pero eso no quiere decir que no vayas a hacer nada para corregirlas. En algunos casos puedes hacerlo tú mismo, por ejemplo practicando más deporte para conseguir perder grasa o moldear el cuerpo.
Pero en otros casos, la solución al problema puede no estar en tus manos de manera directa. Es el caso de grasa localizada que no se puede perder con ejercicio, una nariz con una forma poco atractiva o una barbilla excesivamente prominente.
En estos casos, lo que está en nuestras manos es recurrir a profesionales que puedan hacer algo para solucionar el problema. Y para eso, el primer paso puede ser visitar una clínica estética Vigo. Allí puedes exponer tu caso y recibir consejo por parte del cirujano.
Este no solo va a explicar el tipo de operación que aconseja, también ofrecerá expectativas realistas sobre los resultados. Te dirá exactamente lo que puedes esperar de la operación, pero también lo que no vas a conseguir con ella.
Por ejemplo, en el caso de la lipoescultura, el cirujano te dirá que puede hacer desaparecer gran parte de la grasa, pero las estrías o la celulitis seguirán existiendo aunque no sean tan acentuadas. En el caso de una operación de nariz, quizás aconseje tocarse también la barbilla o los pómulos para que el resultado del rostro sea mucho más armonioso.
También nos explicará la evolución de la operación, tanto en lo que es el postoperatorio propiamente dicho como a medio y a largo plazo. Por ejemplo, te explicará si los implantes que quieres colocar en tus pechos tienen una duración determinada o qué puede suceder con tu vientre si vuelves a coger peso tras una liposucción.
Con toda esta información, se puede tomar una decisión sobre los pasos que se quieren dar, de manera totalmente consciente sobre lo que se va a hacer y los resultados que se van a obtener con ello.

La logística y el comercio electrónico

Cada vez son más los expertos en comercio electrónico que consideran la logística como el elemento más importante en una tienda online. Si firmas como Amazon trabajan constantemente en optimizar este aspecto, por algo será. La multinacional fundada por Jeff Bezos ‘amenazó’ con habilitar drones para hacer entregas y recientemente ha inaugurado su servicio de entrega en 2 horas en Madrid, especialmente útil para producto perecederos.
Aunque hablamos de un gigante como Amazon, la logística no es menos importante para una humilde tienda online. Da igual que sea de comprar estores online o de ropa para bebé: el sistema de entrega de pedidos marca la diferencia entre el éxito o el fracaso. Por eso, surgen cada día empresas especializadas en logística para e-commerce.
Si echamos un vistazo a los servicios que ofrecen, veremos que tratan de adaptarse a la realidad del mercado. Cada vez son más las personas que compran por internet, es un hecho indiscutible. Las necesidades de distribución de productos a domicilio crecen, pero también han de cambiarse algunas reglas del juego.
Por ejemplo, una de las empresas más exitosas en este ámbito se caracteriza por ofrecer una comunicación directa con los clientes. El proceso sería así: una persona opta por comprar estores online. La tienda online gestiona el pedido que pasa a ser ejecutado por la empresa de logística y mensajería. En ese momento, esa empresa pasa a responsabilizarse de la satisfacción del cliente. Si el cliente no queda satisfecho con la fórmula elegida para entregar el pedido, quien pagará las consecuencias será la tienda online, no tanto la empresa de mensajería.
Por todo ello, es importante que la firma de logística asuma sus responsabilidades. La empresa a la que me refiero usa el email y el teléfono para comunicarse con los clientes y acordar el mejor modo de entrega y sobre todo el horario. Muchas empresas empiezan a entregar sus productos ‘after-work’. Y es que eso de entregar los pedidos por las mañanas, cuando casi nunca hay nadie en casa, no tiene mucho sentido…
Con todo, el e-commerce es consciente de la importancia de la logística. Si Amazon invierte tanto dinero en ello, tu tienda online tampoco lo debe perder de vista.

Centros de día para afectados de Alzheimer

Los centros de día para afectados de Alzheimer llevan a cabo una importantísima labor social en varios campos fundamentales para el enfermo y para sus familiares:

-Permiten que el afectado por la enfermedad tenga acceso a terapias, pero también a cuidados y a actividades de ocio adecuadas a su estado. Esto es especialmente importante durante las primeras etapas de la enfermedad, en las que la persona mantiene la lucidez y debe de trabajarse para que el deterior cognitivo sea lo más lento posible.

– Facilitan que el cuidador no tenga que abandonar su puesto de trabajo. La mayoría de los cuidadores principales de enfermos de Alzheimer acaban dejando su puesto de trabajo ya que la persona a la que atienden requiere de toda su atención.

Esto, además de ser un gran inconveniente para poder reincorporarse al ámbito laboral una vez que acabe el cuidado, es también demoledor psicológicamente para la persona que tiene que estar las veinticuatro horas del día pendiente de alguien que cada vez exige más atenciones.

-También ayuda a los respiros de fin de semana, tan necesarios para la familia. Incluso si son varios los miembros de la familia que cuidan a una persona enferma, poder disfrutar de un fin de semana o de unas pequeñas vacaciones sabiendo que su familiar estará bien atendido es fundamental, por eso algunos centros de día ofrecen también residencia temporal para los pacientes.

Los familiares también pueden necesitar en algunos casos asistencia y ayuda sobre todo de carácter psicológico debido a la gran presión que sufren y al agotamiento emocional que padecen.

Un ejemplo de todo esto que estamos hablando es el Centro de día Reina Sofía que cuenta también con residencia temporal y permanente para los enfermos. Y es que a veces, por mucho que queramos tener en casa a nuestros seres queridos, es imposible darles toda la atención que necesitan tanto de noche como de día. En una residencia reciben cuidados especializados las veinticuatro horas y si además se trata de un centro con un gran prestigio, como el nombrado, las garantías de bienestar son totales.

Este centro no solo se ocupa del cuidado de las personas enfermas, también realiza y financia investigaciones relacionadas con la enfermedad encaminadas a encontrar soluciones que palíen el sufrimiento de los afectados, que frenen el rápido avance del mal y que quizás, en un futuro, logren prevenir su aparición evitando que este problema continúe afectando a las generaciones venideras.